¡ATENTOS! ESTOS SON LOS RIESGOS A LOS QUE TE EXPONES POR BESAR A TU MASCOTA!!

loading...

El perro es el mejor amigo del hombre, es la frase más dicha y no deja de ser cierto. Los perros adoran a sus dueños, y muy a menudo, los dueños también a sus mascotas. Así que es natural que en esas relaciones haya frecuentes intercambios de amor.

Como cualquiera sabe, los perros tienen una tendencia a lamer muchas cosas. Lamen a las personas, pero también lamen el suelo, los muebles, la comida, el retrete y unas cuantas cosas tan desagradables que es mejor no mencionarlas. ¿Ya entiendes a qué queremos ir?

Lo que sucede es que la saliva del perro no es muy beneficiosa para los seres humanos porque, debido a que los perros no tienen que se diga higiene bucal, cualquier bacteria que caiga en su boca podrá proliferar ahí. Y si te lame, tendrás que soportar los efectos de quién sabe qué enfermedades.

Por esto, no puedes bajar la guardia y tienes que cuidarte con respecto a las muestras tan genuinas de afecto de los animales. No queremos rechazarlos, pero, cuando la salud está en juego, no tenemos opción.

LOS PERROS DE TU CASA NECESITAN AMOR, PERO TIENES QUE SABER CÓMO OFRECERLO

Las palabras del director del Hospital Clínico Universitario Andrés Bello han sido muy claras: el riesgo principalmente está en que la saliva del perro caiga dentro de tu boca. Por esto intercambiar besos con un perro es simplemente una locura.

Las enfermedades zoonóticas son enfermedades que los animales no sufren, pero que se generan en los humanos cuando hay contacto entre ellos.

Los parásitos portados por el animal causarán enfermedades en el hombre. Entre este tipo de enfermedades tenemos la tiña.

Otras enfermedades que se sabe son derivadas de mucho apego con los animales son la toxoplasmosis, la rabia y los parásitos intestinales.

Así que, para evitar padecer cualquiera de estos problemas de salud, tenemos estas recomendaciones para ti:

Asegúrate de vacunar y desparasitar a tu mascota.

Cada vez que tus manos sean lamidas por un perro, asegúrate de lavarlas a conciencia con agua y jabón.

Mantén a tu mascota limpia y también su entorno inmediato.

Limpia y desinfecta los contenedores de comida y agua de tus mascotas.

No tengas ningún contacto con la saliva o la boca del animal si puedes evitarlo.

Cuida a tu familia y tu salud, ¡está en tus manos evadir las enfermedades zoonóticas!

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *